Quiénes somos

La Coordinadora Antifascista de Jaén nace con la intención de convertirse en un espacio de lucha donde distintas individualidades, de muy diferente sensibilidad política e ideológica, se unen para combatir una problemática común: el fascismo, sea de la clase que sea. La CAJ tiene un funcionamiento asambleario, es autogestionaria y asume una serie de principios que, más allá del estricto antifascismo, son defendidos por todos los que formamos parte de ella, como son la solidaridad, el antirracismo, el igualitarismo, etc. La CAJ tiene su ámbito de actuación en la ciudad de Jaén y está abierta a cualquier persona que lo desee y que asuma los acuerdos estructurales de la Coordinadora, que, como hemos dicho al principio, nace como coordinadora de individalidades, donde los colectivos (partidos, sindicatos, asociaciones) de procedencia de los miembros deben quedar al margen. Por todo lo anterior, los miembros de la Coordinadora creemos que la violencia fascista, sea de la clase que sea y venga de donde venga, sólo se puede combatir desde la unidad de todas las fuerzas sociales e individuales que crean en la libertad, la igualdad y la solidaridad como máximos principios de organización social. Una y mil veces… ¡NO PASARÁN!

10 de enero de 2010

Falange y "la gente de orden"

video

Seguimos con la serie de vídeos que tratan el tema del nazismo y el fascismo desde una perspectiva histórica, sobre todo en lo referente al origen ideológico de estas ideologías, que nacieron después de la I Guerra Mundial para frenar el por entonces imparable ascenso del movimiento obrero organizado. Con ellos pretendemos, aunque todo el mundo lo sabe, hacerle ver a la gente que se acerque a nuestro blog que se llamen como se llamen (falangistas, fascistas, nacional-revolucionarios o autonómos-nacionales), su fin es el mismo, la defensa de los privilegios y el mantenimiento del orden capitalista. Esa es su revolución, la de los pijos y las abuelas de los abrigos de visón.

2 de enero de 2010

Nota de prensa del Foro Social de la Inmigración de Jaén


Desde el Foro Social de Jaén queremos manifestar nuestra más honda repulsa a las últimas declaraciones de la delegada del gobierno Teresa Vega, en las que “teoriza” sobre las funciones de la red de albergues propugnando su desaparición bajo una manida bandera de racionalidad instrumental que provoca escalofríos en quien escucha y debiera provocar sonrojo en quien la esgrime. El hecho de que no sea así nos da claves para entender por qué nuestra clase política es percibida por la ciudadanía como un verdadero problema en sí misma; sus palabras son un síntoma de un concepto de política en el que el servicio a las personas y la atención de sus necesidades se considera una contraproducente excepción, “un gesto que lava nuestras conciencias pero que puede desbaratar todo un sistema organizativo”, según sus propias palabras.

Toda campaña institucional de propaganda orientada a generar un “efecto repulsa” ha fracasado rotundamente; la demanda de plazas en los albergues ha sido este año notablemente abultada a pesar de todos los intentos, como la reducción de la estancia a tres días, la intimidatoria presencia policial o el hecho de que en muchos municipios se ha ejecutado con toda crudeza la inhumana política de dejar a gentes en la calle para acelerar su marcha, en algunos casos acompañada del uso de una demagogia xenófoba que causa vergüenza y cívica indignación.

Las declaraciones provocadoras de la señora delegada no adquieren sentido sino en el seno del endurecimiento de las políticas de su gobierno hacia la inmigración, a través de la ley de extranjería y de las persecuciones policiales a trabajadores inmigrantes, una política nefasta de recorte de derechos y de exclusión acompañada de una ideología de la instrumentalización y rechazo muy patente en esta polémica funcionaria.

(Fotografía de Teresa Vega)