Quiénes somos

La Coordinadora Antifascista de Jaén nace con la intención de convertirse en un espacio de lucha donde distintas individualidades, de muy diferente sensibilidad política e ideológica, se unen para combatir una problemática común: el fascismo, sea de la clase que sea. La CAJ tiene un funcionamiento asambleario, es autogestionaria y asume una serie de principios que, más allá del estricto antifascismo, son defendidos por todos los que formamos parte de ella, como son la solidaridad, el antirracismo, el igualitarismo, etc. La CAJ tiene su ámbito de actuación en la ciudad de Jaén y está abierta a cualquier persona que lo desee y que asuma los acuerdos estructurales de la Coordinadora, que, como hemos dicho al principio, nace como coordinadora de individalidades, donde los colectivos (partidos, sindicatos, asociaciones) de procedencia de los miembros deben quedar al margen. Por todo lo anterior, los miembros de la Coordinadora creemos que la violencia fascista, sea de la clase que sea y venga de donde venga, sólo se puede combatir desde la unidad de todas las fuerzas sociales e individuales que crean en la libertad, la igualdad y la solidaridad como máximos principios de organización social. Una y mil veces… ¡NO PASARÁN!

7 de octubre de 2009

¿Nacionalsocialismo? Eso no se lo cree nadie...

video

Como sabemos por su propaganda, buena parte de los partidos que se autodenominan fascistas o nacionalsocialistas propagan a los cuatro vientos que son anticapitalistas y que quieren lo mejor para los trabajadores y trabajadoras. Históricamente está demostrado que el fascismo y el nazismo fueron ideologías burguesas que surgieron para frenar el avance de la clase obrera, de los revolucionarios marxistas y anarquistas. Los partidos nazis fueron financiados por los ricos en toda Europa y sus bases estaban compuestas de la escoria desclasada que, capaz de vender a los suyos por un pedazo de poder, sirvieron como mejor pudieron a los intereses de la burguesía y los ricachones de todo tipo (en España a terratenientes, curas y magnates). Por eso, digan lo que digan, y hoy igual que ayer, ningún fascista ni nazi representa los intereses de la clase trabajadora, sino justo lo contrario. Lleven la cabeza rápada o vistan de marca, ya sabemos lo que son, pijos de mierda o servidores de los mismos. Escoria desclasada o burgueses, no hay más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.